Skip to content

Me follo una putita en Buenos Aires

julio 11, 2018

Hace unas semanas decidí ir de turismo a Argentina. Hace años que quería pisar aquellas tierras y por fin lo decidí. Opté por visitar Buenos Aires, porque siendo realistas, es lo más famoso de Argentina.

¿Que crees que fue lo primero que hice al llegar? ¿Piensas que fui a visitar “La Boca”? Jajaja pues no. Fue para el hotel, dejé todo organizado y me fui en busca de ricas putitas. Terminé en Geisha Academy Buenos Aires y no puedo estar más contento de la elección que tuve.

Me gusta mucho follar con Argentinas

Sabéis que me gusta mucho follar, y si son con chicas de distintas nacionalidades pues más me gusta jaja. Conocí a una linda argentina que le gustaba mucho follar por el culo, cosa que yo no sabía porque yo no soy de ir preguntando a las chicas si les gusta el griego o anal. No se porque, pero nunca les pregunto, aunque debería pero bueno…

En esta ocasión, como podrás ver en el vídeo, la chica directamente coge mi polla y se la mete por el culo. Yo no me lo esperaba, de hecho es la primera vez que le hago sexo anal a una chica y tengo que decir que me gustó mucho. Noté mucha más presión en mi polla, ese culo estaba bien apretado a pesar de que la chica habrá follado, como me imagino, mil veces por el orto.

Enamoré a la chica argentina

Se ve que le gusté mucho a la chica, ya que quiso quedar nuevamente conmigo al día siguiente. Yo pensaba que sólo me quería sacar el dinero, pero para sorpresa mía, estaba equivocado. Ella quería volver a follar conmigo y además, disfrutar de mi compañía. Pero como si fuese una amiga o follamiga. Nada de relación intensa ni ataduras. Sólo sexo cuando nos apetezca a los dos y evidentemente, gratis.

Ya no tuve que pagar más por meter mi picha en el culo de la nena argentina, a partir de ese día disfruté de lo lindo en Argentina. Durante el día visitaba monumentos, veía alegres tangos, etc y nada más llegar al hotel a eso de las ocho de la tarde, directamente le mandaba un whatsapp a la joven putita y enseguida venía a mi hotel. Lo primero que hacía era chupármela durante un rato, luego me saludaba y después, me cabalgaba.

Si, no me he equivocado, ella prefería chupármela antes que saludarme. Así de zorrita era. Pero bueno, ahora que estoy nuevamente en España estoy bastante triste. La chica ya no me llama. Sólo me utilizó para follar durante aquellos días locos y ahora se ha olvidado de mi. En fin. Me quedaré con las veces que he follado gratis en Argentina para no caer en depresión.